Etiquetas

, , ,

Parece mentira que hace ocho días, en un domingo soleado nos reuniéramos en el Alto de Loma Hermosa, un par de cientos de personas para volar con los pies en la tierra.

Pues luego de muchos años, en la Vereda La Loma, se revivió una tradición familiar de carácter recreativa y artesanal, que consiste en congregar a la comunidad en el Cerro Loma Hermosa, todo en torno a una práctica que no pasa de moda y divierte a pequeños, jóvenes y viejos, nos referimos a El arte de construir y elevar cometas.

Este día el azul del cielo se combinó con las coloridas cometas que allí se elevaron. Fueron muchas las familias que subieron con sus niños y mascotas, equipadas con su jarra de jugo y el mecato para el camino.

Llegada la tarde y con la presencia de un  bello arcoíris, seguían subiendo personas. Así mismo volaban las propias en el Sector de Bellavista.

De nuevo se vio vida en un lugar que todos habíamos preferido olvidar.