Etiquetas

, , , , ,

Creemos no equivocarnos al afirmar que todos, en La Vereda La Loma, hemos oído hablar de los derechos humanos. Pero nos surgen muchas preguntas: Qué tanto sabemos de ello y cuáles son sus implicaciones en la vida que tenemos.

Justamente en este momento, viene a nuestros recuerdos, la entrada en un Blog local, escrita el 10 de septiembre del año 2007, en el que un gran artista de La Loma, se atrevía a tratar desde la literatura el hecho que por acá pasó la violencia y dejó sus estragos. Nos referimos a “Un poema para Teresa”.

Así escribía Akenaton: “Antes de el poema, quiero contarles algo: Esta Teresa, es una persona real que vive aquí, en La Loma. La tienen encerrada en su casa porque está vieja y ha perdido el juicio. El único mal que le hace a la gente es contarle a todos los que pasan, que ella es señorita y que por poco se casa, pero nunca lo hizo por disputas familiares. durante el periodo violento aquí en La Loma, a la pobre vieja le mataron a un sobrino que vivía con ella y al que ella habia criado como si fuera su hijo. esto último, la hizo perder la cordura. por esos días, en la soledad más absoluta, se le oía hablar con personas inexistentes. Ahora en su casa le han puesto una reja para que no pueda salir, porque entraba a misa a contarle a la gente la historia de su vida, y no les permitia oír lo que allí se dice. Ahora sí, el poema

TERESA

¡Pobre vieja! allí encerradita en su casa.

Es ahora prisionera en esa casa vieja, en la que antes fué reina.

Pero qué se puede hacer… Así son las cosas por esta villa.

Se le ve a diario mirando a la calle desde su ventana;

como si fuera una estampa, como si tansolo allí estuviera pintada;

como si no fuera nada,

Con los ojos tristes y el cabello enmarañado;

Con sus manos de otros días, apretando los barrotes que la tienen confinada.

Nada más porque está vieja, la encerraron en su casa,

para que así no le estorbe a esta juventud mal sana.

Unos dicen que está loca y otros dicen que ella es bruja,

y que cada noche vuela por los techos de las casas.

Yo les creo;

No porque yo la halla visto, sino porque se me da la gana.

Porque me causa alegría imaginarla volando

y no encerrada en su cuarto llorando sobre su cama;

Pensando en hijo muerto, pensando en los dias idos mientras el tiempo le pasa.

Me da gusto imaginarla haciendo conjuros mágicos,

volando sobre una escoba, acariciando un gato negro,

riendose de todo el mundo y viajando a villas lejanas.

Acostada en una nube, y contando las estrellas,

Sentada sobre un cometa recorriendo el universo,

subiendo sobre los árboles, saltando de rama en rama,

conversando con los muertos: riéndose con los fantasmas.

Imaginarla haciendo lo que sea, mas no encerrada en su casa”.

Queremos teatro y soñamos en literatura para afrontar la realidad que nos desgarra.

Hoy nos sumamos a Blog Action Day: Únete y registra tu blog, http://t.co/j4YrqMAIhA #BAD13